Terapia familiar

Presencial y en Línea

La terapia psicológica se ha ido modificando y adaptado  a los cambios tecnológicos, por lo que ahora es posible hacer terapia  familiar, aun sin estar frente a frente de la familia o con los integrantes de la familia en diferentes ubicaciones, la terapia en línea  tiene ciertas características, beneficios y requerimientos para poder llevarse a cabo.

En la terapia familiar, tanto presencial como en línea, asiste a las sesiones la familia nuclear (padres-hijos) o si es requerido parte de la familia extensa (abuelos, tíos, sobrinos, etc.).

Este tipo de terapia busca resolver problemas que afectan a todos los integrantes o un trastorno de uno de sus miembros, generalmente de uno de los hijos. Durante las sesiones se busca estimular la comunicación de los asistentes, logrando explicitar los problemas y con ello poder resolverlos.

A pesar de que la terapia familiar empieza a ser consultada, resulta una potente herramienta para resolver problemáticas muy comunes.

Las sesiones generalmente se llevan a cabo semanal o quincenalmente.

Algunas de las dificultades familiares que se pueden trabajar en esta modalidad son: la llegada de un hijo y la rivalidad entre hermanos, acuerdos de los padres en los estilos de crianza, peleas constantes entre hermanos, muerte o enfermedad crónica de un integrante de la familia,  cuando los hijos de se van de casa.

Existen trastornos  en los hijos que responden muy bien con la ayuda de la terapia familiar, tales como: enuresis o encopresis (pobre o nulo control de esfínteres), terrores nocturnos, bajo rendimiento escolar, berrinches, conductas de riesgo en adolescentes,etc.

© 2019 Inmente